QUÉ ES LA DISCIPLINA POSITIVA

 

La Disciplina Positiva es un modelo educativo desarrollado por la Dra. Jane Nelsen y Lynn Lott (& co), basado en el trabajo de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs (1920s), y diseñado para enseñar a los jóvenes a convertirse en adultos responsables, respetuosos y en miembros de la sociedad capaces, autónomos y con recursos.
La Disciplina Positiva ayuda a los adultos a entender la motivación tras las conductas inadecuadas de los niños, promueve una actitud positiva y tranquila hacia ellos, y lleva a los padres y maestros involucrarse en la educación de los pequeños y a enseñarles habilidades sociales y de vida importantes, y todo de manera muy respetuosa y motivante tanto para los niños como para los adultos.

Padres y maestros no pueden seguir funcionando como jefes,
deben adquirir la habilidad de ser líderes democráticos

Rudolf Dreikurs

Disciplina Positiva laia Riben niña escribiendo aplicada

Estudios recientes demuestran que los niños están programados ya desde su nacimiento para conectar con los demás, y que los niños que sienten que pertenecen a su grupo y son parte importante de su familia, comunidad, escuela, etc. tienen una tendencia mucho mayor a comportarse bien.

5 Criterios básicos de la Disciplina Positiva

«Todo esto está muy bien y yo ya lo veo claro pero no sé ni como empezar a aplicarlo! No sé como llevar todas estas teorías a la realidad»
¡Practicando!
Precisamente eso es lo que propongo con mis cursos. Os pongo a practicar enseguida, en un entorno seguro y fácil (o sea sin niños) para que cuando lo llevéis a cabo con vuestros hijos os sea mucho más fácil  ?

Pilares de la Disciplina Positiva

El modelo propone unas herramientas que se basan en 5 pilares que una vez se interiorizan, hacen que las herramientas sean (casi) innecesarias y que puedas crear tus propios sistemas, herramietas y recursos:

La Disciplina Positiva enseña a los adultos a utilizar amabilidad y firmeza al mismo tiempo, sé que suena un poco raro pero es más fácil de lo que parece, en el curso lo verás enseguida.

QUÉ ES LA DISCIPLINA POSITIVA
PARA MÍ

Desde mi experiencia personal, la Disciplina Positiva es entrenamiento, al principio es un ‘ejercicio’ que tienes que pensar y hacer epxresamente y que se siente un poco raro, pero como con poca práctica ya ves pequeños cambios y mejoras, enseguida te empieza a salir natural.
También lo veo como si aprendieses una nueva lengua y a la vez se la vas enseñando a tus hijos. Es una que se parece mucho a la tuya, así que te es familiar y todo te suena, es un tipo de aprendizaje con el que es muy importante practicar sostenidamente en el tiempo. Al principio se hace raro y hasta da un poco de vergüencilla, pero enseguida ves resultados, como te van entendiendo y como cada vez se te da mejor, te vas soltando y cada vez es más fácil y al final ya sale solo y no tienes que pensar.

¿Qué significa para mí la maternidad positiva y respetuosa?

Para mí, esta maternidad positiva y respetuosa implica tratar a mis hijos y a mi pareja con el respeto, amabilidad y cariño que se merecen y que les tengo, pero sin ser una blanda.
Con amabilidad en el trato, porque nuestras familias se merecen que les tratemos bien. Con firmeza (que no mano dura!) porque el aprendizaje y maduración de los niños requiere de unas estructuras fuertes y estables que les den la seguridad y protección. Para que sepan que pueden equivocarse sin miedo, aprender de sus vivencias y para desarrollarse bien, con confianza y tranquilidad, y sobre todo, para ser niños felices y adultos felices y funcionales y capaces vital y socialmente.

También es firmeza respecto al trato que nos recibimos por parte de nuestras familias y de nosotras mismas. Es ser firme en nuestra autoestima, en el auto-respeto y el buen trato (el propio y el de los demás!) que nosotras también merecemos y que a veces olvidamos.

Disciplina Positiva laia Riben niña jugando con bloques

QUÉ NO ES LA DISCIPLINA POSITIVA

 

No es un dogma, ni una secta, ni unas creencias, no es algo que debas ‘seguir’. Tampoco es un ser mitológico, ni un engañabobos. Ni son unas normas que si cumples a rajatabla tu hijo se portará bien y te obedecerá en todo y tu casa se ordenará y limpiará sola. No es un club selecto al que pertenecer. No es un milagro que convierte tu vida en Instagram.
Requiere trabajo. Es un cambio importante y, como con cualquier cambio, es muy posible que te encuentres con resistencias, sobre todo por parte de tus hijos, que están acostumbrados a quelas cosas sucedan de una determinada manera que les parece que ya les va bien.

Pero si tienes claro que tu maternidad actual no te funciona,  con un poco de confianza en ‘el proceso’, algo de paciencia y ganas de prácticar cosas nuevas y de tener buenos resultados, puedes darle la vuelta a tu maternidad y ser la madre que quieres ser para tus hijos y tus hijos aprenderan gracias a ti a ser adultos responsables y respetuosos y capaces y sobre todo, felices.

Disciplina Positiva Laia Riben diente de león maternidad


«Podemos cambiar nuestra vida al completo y la actitud de la gente que nos rodea, simplemente cambiando nosotras mismas»
Rudolf Dreikurs